Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO. Síguelo en Twitter: @guapodelabarra
  • El ciclo natural de una persona que se dedica al fútbol debería ser este: comenzar como jugador y luego continuar como entrenador. Los más sabios deberían ser dirigentes en su etapa final, para que puedan aportar positivamente con toda su experiencia en un club o una federación. Esto es, por supuesto, un deber ser.
    Ver Más
  • Es indiscutible: de todos los entrenadores ecuatorianos, Paúl Vélez es el que mejor luce para asumir el mando de la Tricolor. Capacidad no le falta. Pero estamos hablando de fútbol, un mundo en que no basta la preparación para triunfar sino que hacen falta algunos otros parámetros para obtener el éxito.
    Ver Más
  • Todavía faltan algunos pasos (aunque cada vez son menos) para que Francisco Egas se proclame ganador absoluto y total en la pugna que sostiene con Jaime Estrada por el control de la Ecuafútbol. Hasta que no se agoten todas las instancias, esto sigue. Sin embargo, desde que todo este lamentable e innecesario lío comenzó, Estrada no ha logrado estar cerca de imponerse. ¿Las razones?
    Ver Más
  • Carlos Luis Morales me inspiró un cuento, que se titula ‘El último partido’, incluido en mi libro ‘El buitre soy yo’ del 2004. Cuando lo escribí, Morales estaba al borde del retiro pero había luchado por regresar a la Tricolor, en la época del ‘Bolillo’ Gómez. Al final, el puesto de tercer arquero se lo quedó Jorge Corozo, de Olmedo, y Morales aceptó que su carrera había llegado a su fin. Esa imagen de rodillas, con el buzo de pecho multicolor que incluso acabó convertida en un cuadro, festejando el penalti tapado a José Serrizuela, quedaba muy lejana. Ya no era el mismo.
    Ver Más
  • domingo 14 de junio 2020
    Un pobre rico llamado Barcelona SC
    La más reciente auditoría a la situación financiera de Barcelona SC es un nuevo llamado a la reflexión sobre cómo se ha manejado el fútbol ecuatoriano en general y el club más popular de la nación en particular.
    Ver Más
  • Isidro Romero, el artífice de la etapa más rica de Barcelona SC y constructor del Monumental, tardó cinco años en aceptar lo que escribí hace un lustro sobre el duelo BSC-LDU como el único cotejo que realmente puede llamarse 'clásico nacional'.
    Ver Más
  • Jaime Estrada va perdiendo, y por goleada, en su inoportuna batalla por el poder de la Ecuafútbol que sostiene con Francisco Egas. Luego del golpe de Estado (golpe de estadio, para ser futbolísticos) del 1 de mayo, prácticamente nadie importante lo reconoce como presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. No lo hace la FIFA. No lo hace la Conmebol. No lo hace la Secretaría de Deportes. La Justicia ecuatoriana, que le ordenó a Estrada no realizar el Congreso Extra que avaló el golpe en una rocambolesca sesión de Zoom, mucho menos. Desacatar una orden de un juez, aunque se sostenga que esa autoridad comete un error, es bárbaro.
    Ver Más
  • Ya se anunció por parte del Gobierno que habrá una nueva normalidad. Para el fútbol profesional, aunque también para los otros niveles, cambiarán algunas cosas, empezando por la entrada de los equipos, cuyos jugadores ya no podrán ir de la mano junto a los niños. Ni siquiera habrá menores de edad.
    Ver Más
  • El coronavirus redujo al fútbol ecuatoriano a un estado de postración nostálgica, al punto de que un canal de televisión se ha dedicado a transmitir los viejos cotejos del Mundial del 2006 y el público se ha conmovido hasta las lágrimas. Es como si en realidad hubiera llegado el apocalipsis y estuviéramos viendo las repeticiones de lo más lejos que llegó el fútbol ecuatoriano alguna vez.
    Ver Más
  • El pánico mundial por el coronavirus y la suspensión de las eliminatorias le permiten al entrenador Jordi Cruyff ganar más tiempo para conocer a los jugadores ecuatorianos. Aunque, de todos modos, lo poco de lo que pudo enterarse no era precisamente auspicioso y, en lugar de agregar nombres, estaba tachándolos de su lista.
    Ver Más