Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO. Síguelo en Twitter: @guapodelabarra
  • El fantasma de Zlatan Ibrahimovic, uno de los bocazas más grandes del fútbol, fue borrado por la selección de Suecia, que superó por 1-0 a Suiza y entró a los cuartos de final, algo que no ocurría en 24 años. Zlatan, presuntuoso y harto de las críticas tras los fracasos en las eliminatorias para los mundiales del 2010 y 2014, se retiró del equipo.
    Ver Más
  • Este día, cuando Éric Cantona lo comparó con una maleta rodante, Neymar demostró que sus dotes histriónicas pueden ser contenidas en su mayor parte. Que cuando se olvida de postular al Oscar, aparece el genio que se postula al Balón de Oro. Neymar, el rey del oxigenado y de los comerciales, también es el rey del pase.
    Ver Más
  • El fin de semana ha sido cruel con las estrellas, casi todas apagadas demasiado pronto, una consecuencia de este Mundial de locuras sin fin. El argentino Lionel Messi, otra vez, fue incapaz de rescatar de la debacle a su equipo, que lució en cámara lenta frente a una Francia ultra veloz, joven, reluciente por su trato a la pelota. Kylian Mbappé, con 19 añitos, anotó dos de los cuatro goles con que el equipo de Deschamps despachó a los muchachos de Sampaoli, que pusieron entrega, pero poco más.
    Ver Más
  • Estamos todos de acuerdo en que los jugadores son los responsables de lo que sucede en la cancha, al menos en un 70 por ciento. El restante 30 depende del entrenador, de su táctica, de sus elecciones y de su sagacidad para cambiar sobre la marcha. Pero, cuando se realizan los balances, es momento de fijarnos en el señor que se sienta en el banquillo. El alemán Joachim Löw sigue recibiendo críticas por el ¿imprevisto? derrumbe de Alemania, que hace cuatro años maravilló con un estilo más bien hispano de toque, posesión y técnica, lejos del habitual juego germano de velocidad y fuerza. Löw obró un milagro pero su modelo está en crisis. ¿Qué pasó en Rusia? Es momento de una disección:
    Ver Más
  • Colombia se quedó con el primer lugar de su grupo gracias a su (demasiado) sufrido triunfo sobre Senegal. El equipo de Pékerman aún no muestra todo el potencial que se supone tiene y estuvo lejos del buen cotejo anterior con Polonia; pero al menos demostró que la pelea, que planta cara ante la adversidad, que hay fuego interno.
    Ver Más
  • La eliminación de Alemania a manos de Corea del Sur será comentada por mucho tiempo. De todas las sorpresas del torneo, la victoria de los Guerreros Taeguk ha sido la mayor, pues nunca un equipo asiático había derrotado a uno alemán ni, mucho menos, eliminado a un cuadro germano en fase de grupos, en contra de todos los pronósticos.
    Ver Más
  • Qué pena que la puntería de Perú se afinó en el partido final, cuando ya estaba eliminado; pero al menos sirvió para llevarse consigo a una Australia que buscaba la clasificación, festejar un gol y dar una alegría a los peruanos, que desde 1978 no ganaban un partido mundialista.
    Ver Más
  • España ganó el grupo B y le siguió la Portugal de CR7; aunque esto era algo totalmente lógico en los papeles, no lo fue el desarrollo de los cotejos que definieron estas ubicaciones. Fue un cierre de grupo emotivo y con el VAR haciendo de las suyas. Porque, en algún momento, parecía que el equipo del improvisado Fernando Hierro naufragaba ante la tormenta desatada por sus vecinos marroquíes. Y bueno, naufragó de todos modos en el campo de juego ante un Marruecos que se puso dos veces en ventaja en el marcador, un dato que ya ensombrece cualquier análisis sobre el desempeño de la Furia. Ya se sabía que la velocidad y el buen trato a la pelota del equipo de Hervé Renard complicaría a los hispanos, pero esto fue más que una complicación: fue una total falta de respeto que obligó a España a extremarse para evitar la eliminación. Y así fue, pues en los cinco minutos finales el náufrago encontró la playa.
    Ver Más
  • Esta jornada será recordada por los cotejos intensos y emotivos que se vivieron, y en todos por fin aparecieron personajes sobre los que había altas expectativas. Uno es, por supuesto, Neymar. A diferencia de Messi, verdadero monumento al iceberg hasta el momento, el brasileño fue hiperactivo en el duelo con Costa Rica. Parecía un niño con exceso de azúcar.
    Ver Más
  • Cuando se construye un castillo con mentiras, lo normal es que en algún momento tenga que derribárselo y exponer la realidad a la luz. La Croacia de Ante Dalic fue la encargada de fotografiar a la Argentina de Jorge Sampaoli, que cayó goleada 3-0 y teme una vergonzosa eliminación. Pero no solo hay miedo por el papelón de quedar fuera en primera fase, que de todos modos es algo que deportivamente puede pasar. Es la forma en que esto ocurre, que revela la enorme crisis que arrastran los albicelestes, falsamente considerados como favoritos del grupo y candidatos al título. El gol de blooper que regaló el portero Willy Caballero, por supuesto, generó que Argentina se lanzara al ataque y se crearan los espacios para que Luka Modric y compañía se hicieran ricos con sus contragolpes. Pero el problema de fondo es que el entrenador argentino es un impresentable: nunca consolidó una alineación fija de un cotejo a otro, nunca logró que Lionel Messi estuviera protegido por sus compañeros y jamás a
    Ver Más