Ejerce el periodismo desde el 2003, es autor de libros como Ídolos deportivos y fans en internet (2013); Gerencia del Deporte en el Siglo XXI (2017) y Detrás del juego. Estudio de mercado del fútbol ecuatoriano (2018); colaborador de prestigiosas revistas a nivel mundial y profesor de Periodismo Deportivo en la Universidad Central del Ecuador. Actualmente forma parte del staff de deportes en Radio Pichincha Universal.
  • Fue el capitán de la selección brasileña de fútbol en el Mundial de México 86 y guía de un Corinthians multicampeón, también uno de los futbolistas más respetados de Brasil y su estampa brillaba igual dentro que fuera de la cancha. Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira fue un médico graduado por la Universidad de São Paulo y en 1983 condecorado como el mejor futbolista de Sudamérica.
    Ver Más
  • El mejor jugador de la década de los noventa en la Liga Mexicana de Fútbol aterrizó en helicóptero en el Estadio Casa Blanca para ser presentado, un 30 de enero de 2004, antes de un amistoso de pretemporada contra el Deportivo Cali. Alex Aguinaga volvía al país luego de jugar 15 años en el extranjero y su llegada rompía una promesa. Aguinaga, al igual que sus hermanos, juró amor eterno por el Deportivo Quito, club en el que debutó en 1984 y alcanzó sus mejores años en el balompié nacional. Pese a que había comprometido su palabra en un retorno a la ‘Academia’, defendió con honor y mucha clase a su eterno rival.
    Ver Más
  • lunes 10 de junio 2019
    Del fútbol, Carchi y Carapaz
    Cuando uno circunvala por la Avenida Rafael Arellano al Estadio Olímpico de Tulcán, puede encontrarse con murales de algunos personajes ilustres del deporte nacional, todos ellos carchenses y de fácil identificación. Ahí está el rostro de Rodrigo Paz o del mismo Ulises de la Cruz, protagonistas de los hitos más importantes del fútbol ecuatoriano: la Copa Libertadores del 2008 y la primera clasificación de la Selección de Mayores al Mundial del 2002. No se trata de un escenario deportivo celosamente resguardado ni cuidado, pues muchos niños pudimos jugar nuestros partidos de barrio en el propio césped del Olímpico, así como paseábamos con nuestras bicicletas en la pista del aeropuerto “Teniente Coronel Luis A. Mantilla” los días en los que no había vuelos en la ciudad: seis de siete.
    Ver Más
  • La repartición de títulos entre Emelec, Barcelona y Liga de Quito en los últimos años tiene una explicación que podrá respaldarse en el desenlace con el que termine la temporada 2019. Los campeonatos largos de 44 fechas, vigentes hasta el 2018, eran una clara muestra de lo que estos tres grandes del balompié ecuatoriano defendían: torneos extensos, donde solo los cheques de los equipos solventes podían aguantar y en los cuales los poderosos prevalecían ante los clubes pequeños que poco a poco se desvanecían con el paso de la temporada, pese a estar al inicio del año entre los primeros lugares.
    Ver Más