Carlos Rodríguez celebra la clasificación de Liga de Quito a la semifinal de la LigaPro

Carlos Rodríguez celebra la clasificación de Liga de Quito a la semifinal de la LigaPro. Foto: Diego Pallero / BF

Indignado 0
Triste 0
Contento 0
4 de diciembre de 2019 16:23

Carlos Rodríguez, el defensa goleador que vive feliz en Quito

Pablo Campos

Cuando el nombre de Carlos Rodríguez empezó a sonar con fuerza para Liga hubo dos características que se repitieron entre quienes ya lo conocían, como el entrenador Pablo Repetto y el golero Adrián Gabbarini, excompañero suyo en Olimpo argentino: “Defiende bien y tiene mucha llegada al gol”, decían quienes conocían de las prestaciones del popular ‘Paco’. 


Las definiciones fueron precisas. El ‘yorugua’, de 30 años, llegó esta temporada a la ‘U’ y se convirtió en un bastión de la zaga: actuó en 20 partidos del torneo, en cuatro de la Copa Ecuador -semifinales y finales- y en 10 juegos de la Copa Libertadores.


En el torneo internacional marcó dos tantos, mientras que en el Campeonato lleva otros tres. El más importante de sus goles llegó en el último suspiro del juego de ida de los cuartos de final de los ‘playoffs’ ante Católica. Su remate a la red definió el 3-2 con que los albos cayeron en ese partido. “Pero ese gol de ‘Paco’, y el tanto de Antonio (Valencia) nos permitieron creer que la remontada era posible. Esos últimos minutos fueron fundamentales para asumir el juego de vuelta”, confiesa Adrián Gabbarini, líder máximo de los universitarios.


Rodríguez está feliz con ser útil para sus compañeros. Llegó esta temporada desde el Peñarol, en donde fue campeón en el último semestre del 2018. Se considera un jugador competitivo y dice que la consigna en la ‘U’ es conseguir la corona, pero no se desespera: primero está el juego de vuelta con Aucas, un rival al que considera de respeto y cuidado.
Para ‘Paco’, el apoyo familiar es fundamental. Su esposa Andrea Díaz y su hija Fiorella son su principal soporte.


En plenas fiestas de la ‘Carita de Dios’, Rodríguez se muestra enamorado de Quito. Le encantan las montañas que rodean a la ciudad y el cariño y respeto de la gente. “Es increíble lo respetuosa que es la gente aquí. Siempre están el por favor y el gracias. Siempre se acercan con mucha cautela a pedirte las fotos o a decirte que quieren que el equipo gane”.


‘Paco’ se considera un tipo hogareño. Se ha abastecido de harto mate en los últimos meses y anda con su termo de arriba a abajo para estar tranquilo. Cuenta que toma la tradicional infusión del Cono Sur con galletitas, en la tarde; pero también se manda un matecito en la mañana o luego de los entrenamientos.


Es casi un hecho que el zaguero continuará en Liga en la próxima temporada y él está encantado con el asunto. Su guagua Fiorella ya está en la escuela e incluso ya se ha aprendido el Himno ecuatoriano como sus compañeros. ‘Paco’ está cómodo en Liga y en Quito. Esa soltura se refleja en su juego. Es una amenaza para delanteros y defensas rivales. 




TE PUEDE INTERESAR: