La Superliga Indígena se inauguró en el Gonzalo Pozo, en el 2019. Foto: Cortesía

La Superliga Indígena se inauguró en el Gonzalo Pozo, en el 2019. Foto: Cortesía

Indignado 0
Triste 0
Contento 0
29 de julio de 2020 17:22

La Superliga Indígena del Ecuador tendrá su escuela de fútbol

Jonathan Tamayo, para Bendito Fútbol

La Superliga Indígena del Ecuador creará la Academia de Fútbol 'Wambrakuna' (niños o jóvenes, en idioma kichwa) en marzo del 2021. El proyecto está planteado para niños y niñas indígenas de entre siete y 14 años que residan en Quito.


La inauguración se pospuso para el 2021, debido a la pandemia del covid-19.

"A partir de la creación de las ligas de fútbol masculino y femenino, es importante contar con una academia para niños y niñas. A todo el mundo le gusta el fútbol y es una forma de reivindicar a la comunidad indígena desde el deporte", mencionó Rodolfo Sáez, director de la Superliga Indígena, a BENDITO FÚTBOL.

El objetivo de la organización es rescatar la condición de estado plurinacional e intercultural que garantiza la Constitución del Ecuador. Para ello, sus directivos ven al deporte como una herramienta que fortalecerá la construcción de un país inclusivo.

Desde el 2017, los pueblos y nacionalidades kichwas del Ecuador trabajan en la profesionalización del fútbol en sus comunidades. Antes de la pandemia del covid-19, el organismo realizó campeonatos en Quito y Guayaquil; además de Chimborazo.

Sin embargo, Sáez aclaró que no es un requisito pertenecer a una comunidad indígena para integrar un club de la Superliga. En el torneo, cada equipo puede inscribir hasta cinco refuerzos, sin importar su procedencia. En 2019, la inauguración del evento se realizó en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda con la presencia de cientos de aficionados.

En cuanto a la academia de fútbol, la idea es beneficiar a más de 700 niños y niñas de las comunidades. La Superliga cubrirá los contratos de los profesionales y las ligas barriales permitirán el uso de sus canchas sin ningún costo. En principio, iniciarán en el Centro Histórico y el Sur de Quito, donde se concentra una mayor población indígena.

"Es una iniciativa abierta para todos los niños y niñas. No es exclusivo para las comunidades indígenas. Tenemos la expectativa de que la academia arranque después de carnaval, en marzo o abril, pero dependerá de la situación sanitaria porque no podemos arriesgar su salud", concluyó el dirigente de la institución.