La seguridad en el estadio Atanasio Girardot, en donde se jugará la final de la Copa Libertadores. Foto: David Paredes, desde Medellín.

La seguridad en el estadio Atanasio Girardot, en donde se jugará la final de la Copa Libertadores. Foto: David Paredes, desde Medellín.

Indignado 0
Triste 0
Contento 0
26 de julio de 2016 10:45

Bailoterapia, reventa y práctica en el Atanasio Girardot

David Paredes

Ya huele a final en los exteriores estadio Atanasio Girardot de Medellín. Los hinchas del Atlético Nacional lucen sus camisetas verdes y los vendedores informales ya se instalaron en los alrededores.


La reventa no es tan evidente en las cercanías. La que existe se instala a dos cuadras del estadio con precios por las nubes. Una entrada que cuesta oficialmente USD 35 está en USD 90. 


En la avenida Colombia, una de las empresas cerveceras más importantes del país instala una tarima. En las calles se escucha que la rumba de la final de la Copa Libertadores va a estar buena.

A las 8:30, un grupo de aficionados y gente del sector se reúne para hacer bailoterapia; a pocos metros, llega el bus que transporta al equipo de Reinaldo Rueda.

Solo en ese momento aumentó la seguridad. Rueda pidió blindarse. No quería a nadie extraño en los graderíos.

Los únicos que ingresaron al escenario deportivo fueron los organizadores. Este martes 26 de julio instalaron el banner promocional de la final. Al cruzar la calle, otro tumulto de hinchas hacen fila para fotografiarse con la Copa, que desde el lunes 25 de julio es exhibida de forma gratuita en el Instituto de Deportes y Recreación (INDER).