El fútbol visto desde la bohemia, desde los bares, con los amigos y hasta los desconocidos. Lo que se piensa del fútbol más allá de los 90 minutos. Santiago Estrella comenzó en el periodismo deportivo en el 2000. Fue corresponsal de El Comercio en Buenos Aires. Tuvo un paso por el periodismo político. Y hoy es editor de Bendito Fútbol.
Indignado 1
Triste 0
Contento 0
domingo 05 de junio 2016

¿Salió o no salió la pelota?

Santiago Estrella
@santiaestrella

Por varios días, al menos hasta que Ecuador enfrente a Perú -y quizá después si del resultado con Brasil dependiera una clasificación-, se hablará de ese gol de Miller Bolaños que no fue. 


En las redes sociales, al fin de cuentas el parámetro casi exclusivo que se tiene de la opinión pública, hubo dos manifestaciones. Una es el robo del partido por parte del árbitro; la otra, que la pelota sí salió.

Sin querer tomar ninguna de las dos posturas, lo cierto es que durante el desarrollo del partido e incluso con  las primeras tomas se puede decir que aún quedaba una pequeñísima parte de la pelota en la línea de fondo. 

Luego, gracias a ese ingenio de quienes saben  utilizar la tecnología para hurgar en el más mínimo detalle, muestran tomas que señalan que sí salió y que la jugada estuvo invalidada

(Interesante esto de lo invalidado. Los árbitros dicen que se invalida la jugada, por lo tanto, no es posible que se anule el gol porque ya la acción previa fue sancionada. ¿De verdad fue sancionada? Al no estar en la cancha ni oír el silbato, es difícil decir que el juez se pronunciara antes de que la pelota ingresara al arco. Y todo parece ser que pitó cuando todos comenzábamos a saltar por la apertura del marcador.)

Pero hay un hecho que se podría tomar en cuenta. Ninguna de las tomas de cámaras que existen rinden cuentas claras. Y es que eso es imposible. Todas las imágenes son oblicuas. Por lo tanto, no se tiene una verdadera dimensión  de lo que ocurrió. 

La única imagen posible es la que tiene mirada perpendicular. Y eso, por el momento, solo nos daría el 'ojo de águila' -ojo de halcón' lo llaman otros. Lamentablemente, son siete cámaras en cada arco, pero no se toma ninguna imagen más allá de estos. 

Es una lástima, porque al fin de cuentas, siempre nos quedaremos con la duda... Y así es el fútbol...