Edson Montaño

Edson Montaño es una de las figuras del Aucas en el campeonato ecuatoriano 2018. 

Indignado 0
Triste 0
Contento 0
18 de abril de 2018 11:10

Edson Montaño bajó 10 kilos, se puso ligerito y ahora golea en Aucas  

Pablo Campos

En diciembre, a Edson Montaño le llegó el ultimátum. El técnico Luis Soler se había hecho cargo de Auquitas y una de sus primeras instrucciones fue que el delantero guayaquileño baje de peso para que continúe como titular en el equipo.


En el mes de los pavos, las fundas de caramelos y las cenas de amigos secretos, al actual goleador oriental le tocó hacer de tripas corazón. La temporada pasada, Montaño había sido el goleador del equipo en la Serie B con 20 tantos en 36 partidos, pero para el cuerpo técnico y para todos quienes lo veían enfundado en la camiseta del equipo oriental era evidente que tenía varias libras de más.

Se le notaba bien anchito de cintura. Por esa época, el jugador formado en El Nacional pesaba 101 kilos y tenía como meta llegar al menos a 90. Entonces, entraron en juego la nutricionista del equipo, Gabriela Llerena y el preparador físico Gastón Biain. Ellos diseñaron un plan para que el futbolista se ponga fibrita.

La nutricionista diseñó una dieta que incluía la ingesta de cinco porciones de comida al día: un desayuno que incluía pan, arroz, alguna proteína, un mix de frutas como banano, sandía, melón, un huevo, leche. En la media mañana, debía ingerir algún suplemento proteínico, un vaso de leche con chocolate, o frutas.


Un almuerzo con arroz, pescadito y pollo y restricción de carnes de res y pescado a solo un par de veces por semana. Una buena ensalada no podía faltar. En la tarde un cafecito con pan o cereal y yogur y más en la noche otra porción de proteína con arroz.

“Cumplí al pie de letra todo lo que me dijo la nutricionista. Ahora me siento más ligero y eso de verdad se siente cuando estoy en la cancha”, dice el futbolista en la oscura zona mixta que tiene ‘Papá’ en el estadio del sur.

Pero, ¿qué pasó con el ariete? ¿Por qué subió tanto de peso? Él hace un mea culpa y reconoce que tenía malos hábitos alimenticios como no desayunar. También le entraba duro a los dulces y a las bebidas azucaradas.

Edson Montaño


“Lo de Montaño es mérito exclusivo del jugador y también del buen acompañamiento de la nutricionista y del ‘profe’ (Biain)”, dice Soler, quien no está solo contento por el rendimiento físico de su delantero, sino de su capacidad ofensiva. “Es un buen síntoma que la gente de arriba haga goles: los hace Montaño, también anota Wágner Valencia y Alexander Alvarado ha colaborado con lo suyo”.

Eso de que los jugadores no desayunen es un problema que se extiende en todos los equipos. Por ello, en Auquitas, el cuerpo técnico decidió ponerles al pie de la entrada del camerino una mesa en la cual los futbolistas pueden encontrar frutas, yogur, cereales, aguas, jugos... para alimentarse en el momento que llegan al entrenamiento y también después de él.

El ‘Flaco’ ahora anda en racha y ligero. La nutricionista dice que talvez pudiera bajar unos dos kilitos más, pero que está en los parámetros adecuados. En la cancha sigue goleando como el año anterior, pero va por más.





TE PUEDE INTERESAR: