Espacio carente de orden táctico y estrategia. "¡Ñeque tapa todo!" decía el 'profe' de educación física en el colegio y desde entonces la frase se quedo como principio. Hablando de fútbol desde que el nuevo siglo empezó, pero solo hablando...
Indignado 0
Triste 1
Contento 3
viernes 08 de septiembre 2017

Las 5 mentiras de Quinteros

Diego Valencia
Opinión (O)
Twitter: @dvalenciavela

Quien le crea aún a Gustavo Quinteros debería abrir bien los ojos y las orejas, comparar la situación real con el afán de justificar lo injustificable y, sobre todo, manejar el sentido común y la sana lógica, ante uno de los ‘vendedores de humo’ más recalcitrantes del fútbol actual.


Quinteros, aparte de su falta de compromiso que se evidencia en sus actos mas no en su verbo, se ha presentado ante la opinón pública como lo que es, un verdadero mentiroso.


Y a las pruebas me remito:

1.- Usted, señor Quinteros, señala a la altitud de Quito como uno de los “inconvenientes” para que la selección haya fracasado en su proceso. Esa es su principal y más burda mentira, o bueno, una de ellas, porque simplemente la altitud existió siempre y se le pudo sacar provecho con jugadores del medio local, que dentro de una planificación y un trabajo responsables podrían -en su caso- haber reemplazado a los mimados de sus permanentes convocatorias. No justifique con la altitud su falta de trabajo, confianza y exceso de trinca paternalista.


El “cuidado de la interna” del grupo o del camerino se hace factible cuando ese equipo cuenta con liderazgo y consigue resultados positivos. Usted insistió en las mismas fórmulas, pretendiendo obtener resultados distintos.


2.- Usted, señor Quinteros, alude a la comparación con otros planteles que “sí han tenido la suerte de contar con una regularidad que les ha permitido tener un buen rendimiento”. Falso. Solo por poner un ejemplo, su último rival, la selección peruana, inició el proceso con una base de 20 jugadores que comenzaron las Eliminatorias y de ellos terminaron siete; revise la lista, compárela. ¡Mentira comprobada!, como diría en sus sabatinas el Expresidente.


3.- Usted, señor Quinteros, dice que el técnico que llegue para reemplazarlo podrá utilizar una base de jugadores para las próximas convocatorias. Díganos, ¿a qué jugadores se refiere? ¿Walter Ayoví? ¿Cristian Noboa? ¿Luis Antonio Valencia? ¿Su ‘Rifle’ Dreer?


El promedio de edad de su selección de Ecuador está cercana a los 30 años. Mientras que la de Venezuela, por poner otro ejemplo, el equipo que empató con Argentina en la última fecha de las Eliminatorias, oscila en los 24. Deje de mentir.


4.- Usted, señor Quinteros, manifiesta que “respeta a la afición y siente su apoyo”. No se confunda, quienes respetan su trabajo están puestos la camiseta azul. Es más, en algo que todos podemos estar de acuerdo es que usted le haría mucho mejor al fútbol de nuestro país si regresa a dirigir en el Capwell. Pero no espere más, renuncie, no quiera cobrar dinero por temas de indemnización si lo despiden.


5.- Usted señor Quinteros, dice no ser “cobarde” y por eso se queda. La mayor cobardía de una persona, está en no aceptar sus errores, sus carencias, sus equivocaciones, y hasta su hipocresía; porque en la famosa grabación de WatsApp en la que se comunicó con Vinicio Luna, oscuro personaje de nuestro fútbol, usted dijo que “no merecemos ir al Mundial con esta gente”, en referencia a los dirigentes de la FEF, sus jefes. Sin embargo se queda hasta ahora, ¿qué más cobardía que esa? ¡Hasta en eso miente!